Motivar a nuestros hijos en la práctica del deporte

Muchos de nosotros compaginamos el trabajo con  entrenamientos, disciplina y sacrificio porque nos gusta practicar nuestro deporte favorito. Pero además, la gran mayoría también lo compaginan con criar y educar a los hijos. Nos gusta el deporte y queremos que nuestros hijos lo vivan, lo sientan y lo experimenten. Queremos transmitirles nuestra pasión y queremos transmitírsela de una manera sana, enriquecedora y motivadora.

Entre otras cosas, uno de los objetivos como padres es procurar que nuestros niños no dejen de practicar nunca deporte e integren la cultura del ejercicio físico en la vida cotidiana, con la intención que quede interiorizada y constituía una practica habitual en su vida.

Seguramente estaremos de acuerdo con estas premisas, pero también nos preguntaremos como motivar a nuestros hijos para conseguir ésta meta. Para motivarlos en la práctica del deporte o actividad física lo que podemos hacer primero es sustituir la palabra motivación por la palabra necesidad. Una persona está motivada cuando necesita alguna cosa y se pondrá en acción cuando mas necesidad tenga de conseguir aquello que quiere.

En el caso de los menores de 5 años no podemos hablar de deporte, pues por su madurez psicológica todavía no pueden integrar ni entender las reglas del juego de una actividad deportiva. Así, debemos pensar en actividad física, psicomotricidad, juegos, etc…, pero no podemos hablar de deporte reglado. En estas edades tienen un pensamiento egocéntrico.

En los niños/as de 6 a 10 años, su principal motivo y necesidad de hacer deporte es para pasarlo bien, divertirse. El deporte se vive como un auténtico juego lúdico, así y todo podemos ver que también quieren ganar, pero no nos dejemos «engañar». Su interés para ganar viene dado por el apoyo social que esto implica y por la importancia que los adultos le damos al ganar. Por lo tanto, la motivación de ganar es más de los adultos que de los niños y niñas de estas edades. Si les queremos motivar, en lugar de preguntarles «¿quién ha ganado?», preguntamos «¿cómo te lo has pasado?». En éstas edades el esfuerzo es igual a obtener habilidades y se quiere ganar para gustar a los demás.

Si nos centramos en los niños/as de entre 11 y 13 años, podemos considerar que sus objetivos principales son demostrar competencia. Les gusta exhibirse, entrenan para ganar y, si esto no se produce pueden plantearse el abandono deportivo. Así, si les queremos motivar hacia la continuidad de la práctica deportiva, les debemos ayudar a compararse con el o ella misma y no con otros. Les tenemos que dar elementos que tengan bajo su control y centrar mas sus expectativas en el proceso y na hacia el resultado final.

De los 14 a los 17 años, las principales motivaciones de los jóvenes (que ya no son niños) es la mejora de sus competencias deportivas y el dominio de la técnica y estrategia que cada deporte implica. Reconoce la importancia del entreno para mejorar en la competición y sabe relacionar perfectamente que los resultados vienen del trabajo. La mejor manera de motivar a nuestros hijos de estas edades es felicitarles en sus esfuerzos y no hace falta centrarnos en los resultados. Para la mayoría de ellos les será más importante y prioritario hacerlo bien por encima de ganar o perder.

A partir de los 18 años ya son mayores de edad, pero no por eso dejan de ser nuestros hijos, y lo mejor que podríamos hacer es respetarlos en sus decisiones y opciones.

Un factor muy importante para cualquier edad es que nuestros hijos vivan en un ambiente donde el deporte y la actividad física sean un hecho cotidiano. El mejor ejemplo que les podemos dar somos nosotros mismos. Si llevamos una vida sana donde la actividad física sea un elemento normal y compartido por la familia, la motivación hacia la practica deportiva la tendremos muy asegurada.

Con éstas cuatro premisas y siendo un buen ejemplo para nuestros pequeños y jóvenes lograremos disfrutar y que disfruten del deporte en todo su esplendor.

 

Jaume Martí – Psicólogo del Deporte.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.